¿Mal olor en las cañerías? Posibles causas

  • ¿Mal olor en las cañerías? Posibles causas

    ¿Mal olor en las cañerías? Posibles causas

    Una de las mayores molestias que presentan las tuberías de desagües es el mal olor que producen algunos desechos y que suben hasta la vivienda a través de las cañerías. Con el post “¿Mal olor en las cañerías? Posibles causas”, queremos que tengáis una idea aproximada sobre los motivos de este problema y ofreceros algunos consejos que consigan evitarlo y mejorar la comodidad en vuestra vivienda.

    Mala ventilación

    En muchas ocasiones nos encontramos con problemas de olores en las cañerías debido a la mala ventilación, o inexistencia de la misma en la instalación de bajantes del edificio o vivienda unifamiliar. La normativa obliga a que por cada bajante exista una tubería, a modo de chimenea que se prolongue por encima de la cubierta del edificio y que de esta manera los malos olores puedan salir hacia la superficie superior del edificio y no entrar en las viviendas de los usuarios. Sin embargo, en muchas ocasiones por encontrarnos en viviendas con muchos años de construcción, por desconocimiento de los proyectistas o por el ahorro económico que supone para los constructores, estas ventilaciones no se ejecutan y provocan que los olores que debían salir hacia arriba vuelvan a introducirse por los desagües en la vivienda.

    Sifones

    Los desagües de todos los elementos de la vivienda como la lavadora, el fregadero, el WC… llevan incorporados en su interior o en la conexión con la bajante un sifón que acumula agua en su interior para no permitir que los olores vuelvan de nuevo a entrar por esa salida. Esto es una manera muy efectiva para no permitir que los malos olores de las cañerías nos afecten en alguna de nuestras estancias. Sin embargo, en algunas ocasiones estos sifones se vacían por una rotura en la tubería de los mismo o dejan de ser efectivo por algún otro motivo. Por esta razón, debemos prestar atención al estado de estos desagües en el caso de encontrarnos con problemas de olores como primer lugar en el que podemos encontrarnos el problema en la instalación.

    Buen mantenimiento

    Para evitar los olores en las cañerías lo mejor es tener un buen mantenimiento de la instalación que nos permita que todos los elementos funcionen de manera adecuada y no suframos ninguna molestia. Comprobar el estado de los sifones y tuberías, así como las llaves de agua que llevan mucho tiempo cerradas es uno de los primeros consejos que os ofrecemos para realizar un buen mantenimiento y no permitir que existan malos olores. En segundo lugar, intentar no tirar desechos de gran tamaño y que no sean fácilmente disueltos en agua es algo básico para evitar que estos productos se vayan acumulando en las tuberías y puedan provocar malos olores a través de las tuberías.

    Trucos y productos para evitar el mal olor de las cañerías

    En el caso de que con los consejos anteriores no sea suficiente, os ofrecemos algunos productos con los que conseguiréis quitar los malos olores de los desagües de vuestra vivienda.

    El primero de ellos consiste en una mezcla de bicarbonato de sodio, vinagre y agua caliente que podemos verter por el desagüe del aparato en el que nos encontremos con problemas de olores.

    Dejar que el café de una cafetera italiana vaya colándose poco a poco, una vez está frío, también ayuda a eliminar los malos olores.

    Por otro lado, un remedio muy antiguo pero con el que debemos tener cuidado a la hora de aplicarlo es disolver sosa caústica y echarla por el desagüe. A pesar de su probada eficiencia, el peligro que conlleva su manejo la convierten en una solución en caso de extrema necesidad y una vez probadas todas las anteriores.

    Si detectamos un mal olor pero aún no es demasiado fuerte y tenemos el tiempo necesario para eliminarlo de forma tranquila, la recomendación es usar levadura de panadero. Este elemento, vertido con agua templada por las cañerías y dejándolo actuar durante una 12 horas, ayudará a eliminar el mal olor de las cañerías.

    Por último, el remedio casero más utilizado gracias al olor producido por el material usado para ello es el del zumo de limón. El limón es un cítrico muy utilizado en todo lo relacionado con los malos olores e incluso existen detergentes con este olor gracias a su aceptación.

    Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

    Los comentarios están cerrados.