Poca presión de agua por los grifos: posibles causas

  • Poca presión de agua por los grifos: posibles causas

    Poca presión de agua por los grifos: posibles causas

    En ocasiones, es posible que algunos de los grifos de nuestra casa no tengan la potencia deseada o que vaya perdiendo presión con el paso del tiempo lo que suele preocuparnos, pero antes de llegar a este punto te recomendamos que leas este artículo donde te explicamos las posibles causas de que los grifos tengan poca presión de agua y cómo solucionarlo.

    Si últimamente has notado que alguno de los grifos de tu hogar de tu oficina tiene poca presión de agua, no llames inmediatamente al técnico, es posible que sus causas sean más sencillas y se puedan arreglar en pocos minutos. Puede que sea simplemente que una válvula de cierre esté entorpeciendo el paso del agua o que las tuberías estén atascadas, o puede que esto se deba a más factores que uno, por lo que conviene revisar cuidadosamente más de una zona.

    Revisar la presión del agua en toda la casa

    Comprueba cautelosamente si se trata solamente de uno de los grifos en concreto o si hay otras salidas de agua como mangueras, por ejemplo, con el mismo problema y revisa también si es de agua fría o caliente o de ambas. En caso de que sea un grifo en particular, es posible que sea ese grifo que está obstruido provocando que haya poca presión de agua. Comprueba el aireador y límpialo con vinagre. Si no funciona, puedes comprar uno nuevo. Comprueba si esto soluciona el problema, si no habrá que comprobar otras zonas. Revisando las válvulas de presión y la del cierre de tu casa, buscando posibles fugas y revisando el calentador.

    Revisar la válvula reductora de presión

    Esta se encuentra en la tubería de acceso a la casa. Una vez la hayas localizado, comprueba si afecta a la presión general del agua girando en dirección a las agujas del reloj, debería aumentar la presión. Si no funciona la válvula, será necesario que la cambies.

    Revisar la válvula de cierre del medidor de agua

    La mayoría de los hogares tienen una llave de cierre maestra que se encuentra junto al medidor de agua o en una caja separada. Revisa la válvula y cerciórate de que está completamente abierta. Comprueba si tus grifos siguen teniendo poca presión de agua. En caso de que haya fugas te recomendamos que consultes con un fontanero.

    Fugas de agua

    A veces puede ocurrir que un grifo tenga poca presión de agua porque hay una fuga en algún lugar de la tubería. Te aconsejamos que revises el inodoro, suelen ser las zonas donde más fugas de agua se producen ya que pasa el agua constantemente. Para comprobar si se trata del inodoro solo tienes que retirar la tapa del tanque y echar colorante en el agua. No tires de la cadena durante una hora al menos. Revisa pasado ese tiempo, si el agua se filtra en la taza, entonces hay fuga. Se soluciona fácilmente cambiando el mecanismo interior.

    Para determinar donde se encuentra la fuga revisa el medidor de servicio, en él se incluye un medidor o disco que gira cuando el agua fluye, pero si la fuga es pequeña igual no la registra por lo que lo mejor es que apuntes la cantidad indicada en el medidor y dejes pasar un par de horas sin usar el agua antes de volver a comprobar si la cantidad ha aumentado. En este caso, te recomendamos que consultes con un profesional.

    Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

    Los comentarios están cerrados.