¿Qué es un tubo de drenaje? Tipos y usos que existen

  • ¿Qué es un tubo de drenaje? Tipos y usos que existen

    ¿Qué es un tubo de drenaje? Tipos y usos que existen

    “¿Qué es un tubo de drenaje? Tipos y usos que existen” es el título de esta entrada del blog para seguir conociendo con mayor detalle los tipos de tubos que tenemos en el mercado, sus usos y características principales. Con estos artículos, pretendemos que tengáis un conocimiento mayor de los productos que podemos encontrarnos en las tiendas habituales donde acudimos a comprar este tipo de elementos. Es importante conocer bien las características para, de esta manera, realizar la elección adecuada que más se ajuste a las necesidades de nuestra instalación.
     

    Tubo de drenaje

    Un tubo de drenaje es un tubo que permite la extracción y la conducción de una cantidad de agua que no queremos que permanezca en un determinado lugar. Este tipo de tubos suelen estar enterrados y colocados en la zona con una probabilidad más alta para que se produzca la aparición de agua. De esta forma, nos encontramos que en las zonas exteriores al muro perimetral de una vivienda, sin ninguna otra vivienda que forme parte de la medianería, se colocan estas tuberías de drenaje para que recojan todo el agua que puede filtrarse a través del suelo exterior, como el jardín, o el agua que asciende mediante la capilaridad. Para esto, las tuberías de drenaje cuentan con una serie de perforaciones u orificios a lo largo de su recorrido, solamente en la cara superior, que permiten la recogida de agua a través de éstos y expulsan el agua por la abertura final del tubo.
     
    Una tubería de drenaje se utiliza, principalmente, para que ese agua no llegue al muro, o lo haga en la menor cantidad posible, evitando de esta manera que aparezcan humedades en el interior de la vivienda. Debido a esto, sus características deben ser especiales y debe cuidarse mucho su colocación.
     

    Características de un tubo de drenaje

    Las tuberías de drenaje requieren de algunas características algo especiales para su correcto funcionamiento. Por ejemplo, al ser una tubería que va enterrada bajo una amplia capa de grava y tierra, debemos cuidar mucho que la grava tenga un diámetro lo suficientemente grande como para no taponar ninguna de los huecos que permiten el acceso del agua al interior del tubo de drenaje, pero lo suficientemente pequeño para no provocar deformaciones o roturas en la tubería de drenaje, sobre todo en su colocación. Así mismo, tenemos que asegurarnos que la tierra esté bastante compacta para que no se cuele a través de la grava y puede llegar a taponar alguno de los huecos del tubo de drenaje. Esto es una tarea complicada, ya que una vez colocada la grava y vertida la tierra, es imposible saber con total seguridad si parte de esa tierra ha traspasado la “barrera” de grava y ha taponado algún agujero.
     
    Para conseguir que la instalación sea lo más precisa y adecuada posible, existen tres consejos que  debemos cumplir si queremos realizarla de manera correcta. En primer lugar, debemos contar con una persona con la experiencia suficiente en este tipo de situaciones, pues muchas veces con solo ver el tamaño o la colocación de la grava, es capaz de saber si el tubo de drenaje funcionará correctamente o no. En segundo lugar, debemos cubrir el tubo de forma progresiva. De esta manera, iremos comprobando si la parte anterior ha quedado bien cubierta o tenemos algún problema. Por último, y antes de tapar por completo la excavación, lo más conveniente es realizar una prueba de drenaje, inundando con la mayor cantidad de agua posible la parte del solado exterior y comprobando que el agua sale por el lado contrario de la tubería de drenaje. 
     

    Colocación del tubo de drenaje

    La colocación es algo fundamental para conseguir que un tubo de drenaje trabaje correctamente. Así, la tubería de drenaje debe estar apoyada sobre una cama de mortero con una forma circular que lo recoja en todo su recorrido, y si no es posible al menos en varios puntos cercanos, con una inclinación adecuada hasta desaguar en una arqueta o pozo que hayamos realizado anteriormente.
     

    Materiales de tuberías de drenaje

    Los materiales que encontramos en la fabricación de tubos de drenaje son variados. Desde el PVC, pasando por el Polietileno (PE) o los poco recomendables tubos metálicos. Estos últimos están prácticamente en desuso debido a que se deterioran rápidamente y pierden su efectividad. Además, realizarlos de un material que no se oxide, supondría un coste económico desorbitado y sin sentido al contar con otras opciones.
     
    Los tubos de drenaje más utilizados son los de Polietileno (PE) gracias a su facilidad de montaje y su buena resistencia al desgaste, que le permitirá seguir siendo efectivo durante muchos años.

    Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

    Los comentarios están cerrados.