¿Qué es un tubo de polietileno? Tipos y usos que existen

  • ¿Qué es un tubo de polietileno? Tipos y usos que existen

    ¿Qué es un tubo de polietileno? Tipos y usos que existen

    Con la aparición del plástico como material para realizar diferentes elementos de construcción, las posibilidades existentes en cuanto a tipos, tamaños, modelos… se han visto incrementadas de manera exponencial. Así, de esta forma, contamos con todo tipo de soluciones que se adaptarán a las necesidades de cada instalación, o incluso, a las preferencias del cliente o instalador. Por esta razón, en nuestro artículo de hoy, “¿Qué es un tubo de polietileno? Tipos y usos que existen”, vamos a daros algunos detalles sobre este material y las tuberías fabricadas con él, y, que de esta manera, tengáis un amplio conocimiento sobre las posibilidades que existen en el mercado.
     

    El polietileno

    El polietileno, denominando como PE, es un tipo de polímero. Sus principales ventajas residen en el bajo coste que presenta y en la facilidad para ser trabajado para su fabricación. Sin embargo, cuando hablamos de materiales para la construcción que van a estar en contacto con elementos necesarios para el desarrollo de la vida diaria, el polietileno presenta un propiedad fundamental: es inerte. Se calcula que se producen unas 60 millones de toneladas anuales de este material.
     
    Sus invención se produce por casualidad, cuando en el año 1898 el químico alemán Hans von Pechman lo descubre por accidente. Tras el descubrimiento, fueron sus colegas Eugen Bamberger y Friedrich Tschirner los que analizaron la sustancia y dieron con la formación interna del material. No sería hasta años más tarde, en 1933, cuando en Inglaterra, Reginald Gibson y Eric Fawcett sintetizarían dicho descubrimiento para dar lugar al actual polietileno de baja densidad. El premio Nobel de química del año 1963, fue otorgado a los investigadores Karl Ziegler y Giulio Natta por su descubrimiento de los catalizadores, los cuales, ayudaban a la polimerización del elemento en condiciones de presión más reducida, con el consiguiente ahorro económico.
     
    Para conseguir los productos que nosotros utilizamos, se utilizan diferentes procesos que van desde la extrusión o el moldeo por inyección, hasta la extrusión y soplado o el rotomoldeo. En tuberías de polietileno, el procedimiento más utilizado es la extrusión. Además de esto, para su uso final, suele ser necesaria la aplicación de aditivos según la función que necesitemos que cumpla. De esta manera nos encontramos con: antioxidantes, antiflama, antiestáticos…
     
    Como ya hemos comentado existen dos tipos de tuberías de polietileno: las tuberías de polietileno de baja presión y las tuberías de polietileno de alta presión. Las primeras son tubos de polietileno que se suelen utilizar para riego, mientras que las segundas, las encontramos en los tubos de polietileno para gas, telefonía, agua potable, minería o uso sanitario.
     

    Ventajas y usos

    El polietileno se ha extendido fundamentalmente en el sector de la construcción y la agricultura. Gracias a su ligereza, su gran flexibilidad, la resistencia a la corrosión, a los productos químicos y a los rayos ultravioleta que presenta, a la ausencia de toxicidad, al buen comportamiento hidráulico debido a su baja rugosidad y a la gran variedad de accesorios y bajo coste de mantenimiento, es un material que otorga a los instaladores y los usuarios finales una gran cantidad de beneficios frente a otros materiales.
     
    Es también importante, reseñar que sus uniones son seguras y muy fiables. Éstas se pueden realizar mediante la unión con soldadura térmica o a través de un procedimiento de electrofusión.
     
    Sus principales aplicaciones, además de en la construcción, van desde campos como el industrial o el transporte de gas, hasta los saneamientos o la reutilización de aguas fluviales. Desde principios de los años noventa, ha experimentado un ascenso en su utilización y ha terminado por abarcar casi todos los ámbitos. Aparte de la aplicación directa para conducir fluidos, los tubos de polietileno también se utilizan para recubrir tubos de acero o para proteger cables. Sin embargo, su uso principal, tal y como establece la Asociación Española de Fabricantes de Tubos y Accesorios Plásticos (AseTUB), es el ámbito del agua potable.
     
    La aparición de las tuberías de polietileno ha conseguido que comiencen a estar en desuso otro tipo de materiales como el plomo o el fibrocemento, con los beneficios que ello supone para la salud de los consumidores.
     

    Tubos de polietileno reticulado

    Un salto más dentro de las tuberías de polietileno se produce con el descubrimiento y desarrollo del polietileno reticulado (PEX). Estas tuberías se utilizan sobre todo en instalaciones de agua caliente y calefacción gracias a su resistencia a las altas temperaturas y la presión. Dentro de la normativa adecuada a este tipo de elementos, se recogen 5 clases que diferencian las tuberías de polietileno reticulado desde las de menor capacidad de resistencia a la temperatura hasta la mayor.

    Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

    Los comentarios están cerrados.