¿Por qué el radiador no calienta o hace ruido?

  • ¿Por qué el radiador no calienta o hace ruido?

    ¿Por qué el radiador no calienta o hace ruido?

    Ahora que llega el invierno, seguramente muchos de vosotros estaréis encendiendo los radiadores de vuestro hogar por primera vez. Este es un momento clave, pues lamentablemente, a veces, comprobamos, cuando encendemos la caldera que algún radiador no calienta, hace ruido, como si pareciera que no funciona correctamente. No os preocupéis, no hay que cambiarlo, al menos no necesariamente, es posible que sólo le haga falta una pequeña limpieza, pues tantos meses sin actividad ¡oxidan a cualquiera!

    Por eso os animamos a seguir estos pasos antes de llamar al técnico para cambiarlo, pues os podréis ahorrar mucho tiempo y dinero. Muchas veces, cuando un radiador no calienta sólo necesita una limpieza, así que a continuación os explicamos unos sencillos pasos para ayudaros a solucionar este problema.

    Antes de empezar

    Los expertos suelen recomendar que se purguen los radiadores una vez al año para un funcionamiento correcto. Antes de nada, es importante asegurarse de que la caldera o el calentador está bien apagado y que los radiadores están fríos. Comprueba donde se encuentra la válvula general de suministro de agua por si de repente necesitaras cerrarla.

    Comprueba que todos los radiadores están limpios. Parece mentira, pero es posible que la suciedad y el polvo que se encuentran al exterior del radiador pueden afectar en cómo los radiadores emiten calor. En caso de que tengas que limpiarlos, puedes aprovechar para añadir un poco de producto de purga en el agua con la que los vas a lavar.

    En caso de que sea posible, que no siempre es el caso, te recomendamos que efectúes la purga retirando el radiador que no calienta y limpiándolo con la manguera en el jardín o en el patio, sino, simplemente hay que seguir los procedimientos sin este paso.

    Ten disponible todas las herramientas y algunos cubos de agua (recuerda colocar algunos debajo del radiador para ir recogiendo el agua que salga. Necesitarás llaves ajustables (inglesas y de tubo, llave Stillson, llave para purgar el radiador (que viene con el mismo), si no la tienes, puedes usar un destornillador, cubos para el agua, cinta de tubo, paños y guantes.

    ¿Cómo purgar un radiador?

    Abre la válvula con la llave o con el destornillador muy suavemente, oirás el silbido del aire atrapado en el interior. Cuando no se oiga más aire, cierra la válvula como estaba. Comprueba si el problema se ha resuelto encendiendo el radiador.

    Si el problema continúa, habrá que retirar el agua del radiador abriendo la válvula inferior. Asegúrate de tener un cubo grande o varios cubos para desaguar. Luego se mete en la bañera y con la manguera de la ducha se le introduce agua por un lado y que salga por el otro, para lavarlo correctamente. Ayúdate moviendo el radiador para que salga el agua más fácilmente llevándose los restos de polvo y cal. Puedes aprovechar para añadir algún producto especial y ayudar a limpiarlo mejor.

    Antes de cerrar puedes aprovechar y limpiar las tuberías con una esponja de metal suave. Luego lo montas, colocando una cinta en las juntas y asegurándote de que todas las válvulas están bien cerradas y tu radiador estará listo para aguantar al menos otro año.

    Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

    Los comentarios están cerrados.